CONTROL DE PRECIOS EN PARQUEADEROS





22 SEPTIEMBRE 2017


La administración distrital de Bogotá estudia una propuesta encaminada a eliminar el sistema del cobro por segundos en los parqueaderos públicos para permitir que cada establecimiento fije libremente las tarifas, dependiendo de la oferta y la demanda, lo que ha generado inquietud entre los usuarios porque podría elevar el costo de este servicio.

La iniciativa de la alcaldía busca que los parqueaderos se autorregulen por la libre competencia al considerar que "no existe ninguna razón para que haya controles de precios a los estacionamientos, estamos en una economía de mercado. La tendencia a mediano plazo es a que haya libertad de precios".

La regulación de los precios de los parqueaderos fue aprobada por el Concejo de Bogotá en 2008 y puesta en vigencia mediante el Acuerdo 356 que establecía que únicamente se podrá cobrar la tarifa fuera de vía autorizada por el Gobierno Distrital, teniendo en cuenta las características particulares de cada estacionamiento, la cual deberá permanecer expuesta a la vista de los usuarios. En todo caso, la liquidación de la tarifa de vía, se cobrará por minutos.

A través del Acuerdo 415 de 2009 el Concejo determinó que el valor máximo de la tarifa por minuto incluye impuestos y todos los costos administrativos que se generen en la prestación del servicio de estacionamiento. Este cobro en ningún caso podrá exceder la tarifa máxima que fije el Gobierno Distrital para cada factor de demanda zonal y su correspondiente nivel de servicio.

Teniendo en cuenta esas normas, en junio 30 de 2009 se expidió el Decreto 268  determinando que la tarifa máxima para automóviles, camperos, camionetas, vehículos pesados en los parqueaderos en altura o subterráneos (Centros comerciales, por ejemplo) sería de 87 pesos. Esta tarifa aumentó en 2010 mediante Decreto 550 quedando en 95 pesos y recientemente, el Decreto 217 del 3 de mayo de 2017 determinó que la tarifa sería de 105 pesos. Es decir, que en los últimos 8 años la tarifa ha subido 18 pesos el minuto de parqueo en estos establecimientos. Una hora de estacionamiento en Bogotá puede costar entre 3.200 y 6.300 pesos.

Al justificar su propuesta, el gobierno Distrital considera que se hace en razón a la oferta y demanda, con tarifas sometidas a la libre competencia que busca, adicionalmente, desestimular el uso del carro y estimular la construcción de más estacionamientos en diferentes zonas de la ciudad.

Considero que dejar en libertad a los parqueaderos para fijar las tarifas produciría un aumento indiscriminado de éstas en detrimento del bolsillo de los usuarios ya que los dueños del negocio podrían poner los precios en el techo y no hacia abajo. Debe haber una regulación a estos valores que proteja a los usuarios no solo de los centros comerciales sino de los demás establecimientos de este tipo. Mientras la Secretaria de Gobierno asegura que en Bogotá hay unos 1.700 parqueaderos los empresarios del sector advierten que esta cifra bordea los 3.000 debido entre otras cosas, a la informalidad.

Esta iniciativa complementa otra que busca crear zonas en las que se podrá parquear en la calle a cambio del pago de dinero para lo cual se radicó un proyecto de Acuerdo en el Concejo de Bogotá anunció y se abrirá una licitación para contratar tecnologías como aplicaciones o parquímetros para estacionamientos en el norte y centro de la ciudad. Se implementarán 20 mil cupos de parqueo en vía inicialmente en el centro y en las localidades de Chapinero y Usaquén. El Sistema comenzaría a funcionar a mediados de 2018 y sería operado por al menos dos concesionarios y una empresa de recaudo. Un porcentaje de lo que recaude pasará a las arcas del Distrito.

Creo que no solo debe haber un control en estos precios sino que se debe permitir la construcción de más parqueaderos teniendo en cuenta el número de vehículos de uso particular registrados en Bogotá (excluyendo motocicletas y buses de servicio público, entre otros) que, asciende a 2.103. 725, de acuerdo con cifras del Observatorio Ambiental.  


 ​​

CLARA ROJAS GONZÁLEZ