“La urgencia de largo plazo”


Bogotá, 13 de noviembre de 2015



Por: Clara Rojas

Representante a la Cámara por Bogotá del Partido Liberal



Esta semana que recién pasó tuve la oportunidad excepcional de participar en el “Nuevo Foro del Mundo” organizado por la OCDE en Paris, Francia.

No he querido dejar pasar los días sin escribir y compartir algunas impresiones sobre el debate y la discusión. Para resumirles, podría decir que me encantó pensar en los temas importante y de fondo que apuntan a resolver los problemas de fondo de un país, de un continente y por ende del mundo; en contraste con la agenda nacional que esta semana está inundada y saturada con el tema de la adopción para parejas del mismo sexo, que si bien puede ser un tema; no es, ni de lejos la prioridad del debate nacional.

“La urgencia del largo plazo”, nos pone a reflexionar sobre la importancia de cómo resolver los problemas de las profundas inequidades entre estratos, entre clases sociales, entre géneros, entre regiones.

También nos pone a reflexionar una vez más sobre la importancia de la educación en Colombia, sobre los niveles de acceso y de deserción, sobre la calidad de la educación secundaria y universitaria. Es cierto que el actual Gobierno y el Plan Nacional de Desarrollo apuntan a designar un presupuesto importante para la educación en estos 3 años del (10%). Pero ello no es suficiente. El foco y los reflectores deberían estar en todos y cada uno de los colegios públicos, en todas y cada uno de los niños y los jóvenes que demandan ingresar al colegio en condiciones dignas. También es cierto que hay políticas que alientan a los jóvenes a encontrar su primer trabajo, una vez terminan sus estudios, al igual que s ofrecen incentivos tributarios a las empresas, pero ello no es suficiente. Los planes de emprendimiento y el acceso a créditos blandos sigue siendo una inmensa necesidad en Colombia y particularmente en la Colombia rural. Ni que decir del tema de salud. La imposibilidad que sigue teniendo la gente para acceder a servicios de salud de buena calidad.

El tema de la Paz, igualmente pronto pasará de moda, porque todo apunta a que efectivamente el acuerdo se logre firmar el próximo 23 de marzo de 2016. Las necesidades del corto, mediano y largo plazo que se hace imperativo resolver, son estas que acabamos de mencionar, sumado a los temas de movilidad y seguridad callejera en las ciudades capitales, como Bogotá, Cali, etc.

De manera que cuando uno vuelve a aterrizar en el aeropuerto El Dorado, da coraje que le pregunten a la gente sobre los matrimonios entre el mismo sexo, o las decisiones de la Corte sobre la adopción. Este es un tema de minorías, que en todo caso debe requerir referendo. Los niños y sus derechos, son una prioridad y no parecen estar en el centro de la discusión.

De manera que lo que podría decir, desafortunadamente,  es que seguimos siendo muy latino-americanos en la concepción de nuestras prioridades, desgastándonos en problemas que no requieren de tanta atención y dejando de lado los que realmente son importantes y que si resuelven el fondo de las inequidades e injusticias sociales, como son el acceso a la educación, la salud y el trabajo, y por supuesto la pensión, y los temas ambientales referentes principalmente al agua.

Finalmente, unas palabras para decir que la propuesta del Concejal de la Alianza Verde es por decir lo menos, ridícula! Las Farc, ni siquiera son 15.000 habitantes, o 7.000, según las cifras del ejército, escasamente les daría para una silla en el Concejo de Bogotá, que efectivamente habría que darles, pues con las maquinarias que siguen subsistiendo y compra de votos, seguramente dirán que les quedaría difícil hacer el trabajo político de convencer a la gente, sin armas, y en civilidad. Todo esto para decir que el acceso al Congreso implica una Representación y a las Farc todavía les falta un camino por recorrer de, transición antes, de querer llegar allá, particularmente en lo que respecta a entrega definitiva de armas, pedir perdón a sus víctimas y al país, etc, etc, etc.